Comisiones

Economía abre la puerta para que la banca siga cobrando comisiones de productos financieros

Pese a que la directiva de servicios financieros endurece el cobro de comisiones, el Ministerio aplica la versión menos restrictiva para que las entidades puedan seguir cobrando de los fondos que colocan.

En este artículo que os presento, podemos observar como el Ministerio de Economía da una vuelta de tuerca más con referencia a la transposición de la directiva comunitaria de mercados e instrumentos financieros en lo que respecta al cobro de comisiones por parte de los asesores financieros, la banca y los brókers.

Con buen criterio a la hora de defender los intereses de los clientes, el Ministerio se hace eco de algo que los usuarios e inversores llevaban años reclamando en aras a la transparencia de sus operaciones. Los usuarios pedían a sus entidades de gestión (dígase banca, brókers y asesores) información transparente con respecto a si la colocación de, unos fondos u otros, iba bonificada en función de las comisiones que se cobraban por esa colocación.

Conceptos como el de transparencia se han repetido hasta la saciedad a lo largo del desarrollo de nuestro módulo de Asesoramiento Financiero. Ser transparente en nuestro trabajo significa, entre otras cuestiones, informar precisamente de si cobramos o no esas comisiones que en la jerga técnica se denominan “retrocesión”. De esta manera, nuestros clientes sabrán si la opción que les estamos planteando como futura inversión está o no en dependencia con las futuras ganancias que los fondos remuneren dependiendo del volumen de colocación.

El cliente debería conocer que hemos dejado de ser “independientes”, ya que los fondos que pretendemos colocar nos “pagan” por esa colocación a través de las comisiones.

El poder de la banca hace fundamentalmente que, a pesar de ser muy buena medida, mucho me temo que resultará insuficiente. Todavía quedan muchos flecos a través de los cuales las compañías de colocación actuarán de forma que esas comisiones, aunque de forma encubierta puedan continuar cobrándose.

Antonio Giménez (Profesor del Máster en Asesoramiento Financiero y Seguros de la UPV)