Decisiones de inversión

Decisiones de inversión: Emociones vs Raciocinio

¿Qué tiene prioridad a la hora de tomar decisiones de inversión? ¿Es la razón o la emoción lo que predomina? Durante décadas se han estudiado indicadores que vendrían a determinar qué inversión es mejor que otra, cual es más conveniente para el perfil del cliente, cual se ajusta más  a su plan financiero per a pesar todo ello en la mayoría de los casos prevalece el comportamiento de la persona que influyen de una manera muy clara en su toma de decisiones de inversión y su postura ante el riesgo.

La posibilidad de identificar y definir cuáles son las nueve tendencias de comportamiento más habituales en los clientes a la hora de tomar decisiones de inversión  puede ayudar al asesor así como la inversor a no cometer errores a la hora de invertir, así lo postula Joe Gladstone, doctor e investigador de la Universidad de Cambridge especializado en la teoría del comportamiento financiero, que tiene como objetivo ayudar a los inversores a determinar sus propias tendencias de comportamiento a la hora de tomar decisiones de inversión y mejorar su ‘inteligencia’ destinada a obtener rentas.

Las nueve tendencias de comportamiento son:

Tendencia # 1: Ansiedad

La ansiedad influye en el compromiso emocional de un inversor a corto plazo, y en las reacciones del inversor ante subidas y bajadas del mercado, pudiendo perjudicar sus objetivos financieros a largo plazo ante la toma de decisiones financieras erróneas.

Tendencia # 2: Aversión a las pérdidas

Un inversor con aversión a las pérdidas tiende a sentir mucho más las pérdidas que las ganancias equivalentes. Esto puede hacer que el seguimiento de las subidas y bajadas de las inversiones de riesgo sea como una montaña rusa emocional.

Tendencia # 3: La proyección

La tendencia a la proyección es la tendencia a proyectar erróneamente los sentimientos actuales en un evento futuro. A menudo, las personas cometen errores cuando intentan prever su estado emocional futuro, ya que se olvidan de que probablemente se sentirán de manera diferente cuando ese futuro se convierta en presente.

Tendencia # 4: Percepción irracional del dinero

La mayoría de las personas no tienen una visión racional de su patrimonio e ingresos y piensa en ellos de manera nominal en lugar de real. La tendencia a la percepción irracional del dinero es peligrosa, ya que las personas no tienen en cuenta adecuadamente los efectos de la inflación y del interés compuesto en su toma de decisiones dinancieras.

Tendencia # 5: Efecto manada

Como seres humanos, la manada (los pensamientos colectivos y la conducta de los que nos rodean) influye con facilidad. El efecto manada es la tendencia de los inversores a seguir las decisiones financieras de otros de manera irracional, ya que se preguntan qué es lo que se están perdiendo o lo que el conjunto de los “otros” sabe y ellos no.

Tendencia # 6: Tender al presente

Por lo general, las personas se preocupan más por el presente que por el futuro. Ante dos recompensas similares, prefieren la que llegue antes a tener que esperar. Esta tendencia al presente explica por qué para muchos inversores es tan difícil ahorrar lo suficiente para el futuro, incluso cuando eso es lo correcto y toman malas decisiones de inversión.

Tendencia # 7: Exceso de confianza

La tendencia al exceso de confianza es la inclinación a creer en uno mismo sin considerar debidamente el azar, los acontecimientos externos u otras opciones alternativas. Esto es peligroso, ya que puede llevar a tomar decisiones de inversión basadas en opiniones en lugar de en hechos.

Tendencia # 8: Exceso de optimismo

La tendencia al exceso de optimismo es la inclinación a sobrestimar la probabilidad de éxito y a subestimar los riesgos. El exceso de optimismo puede dar lugar a malas decisiones de inversión y a una sobreexposición al riesgo.

Tendencia # 9: Cultura financiera

El alcance de los conocimientos sobre inversión de una persona tendrá un impacto importante en sus resultados financieros. Eso no quiere decir que aquellos que entienden sobre el tema siempre toman mejores decisiones de inversión, pero los que tienen menos conocimientos financieros deberían considerar la posibilidad de centrarse en productos financieros más simples y fáciles de entender, y dar una mayor importancia al asesoramiento.

Si te interesa el tema no dejes de leer el “Manual básico para asesores sobre cómo reconducir la postura de sus clientes antes de que tomen decisiones de inversión irracionales” dónde encontrarás consejos para tomar mejores decisiones de inversión en función de tu perfil de comportamiento o el de tu cliente.

Un saludo

Artículo: Manual básico para asesores sobre cómo reconducir la postura de sus clientes antes de que tomen decisiones de inversión irracionales

Clip de prensa: Boletín semanal