Fiscalidad inmobiliaria

La fiscalidad inmobiliaria es de las más relevantes en nuestro país, principalmente en cuanto a recaudación se refiere. Numerosos son los impuestos que gravan la titularidad inmobiliaria bajo dos premisas fundamentales: la capacidad económica que la misma manifiesta y la dificultad evidente en la ocultación de los inmuebles frente a Hacienda.

fiscalidad-inmobiliaria

El gravamen incluye impuestos estatales y locales principalmente, afectando tanto a la adquisición, como a la mera tenencia y a la explotación de tales inmuebles, así como a la transmisión ulterior de los mismos.

Entre los tributos que gravan los inmuebles en su adquisición podemos enumerar los siguientes (principalmente impuestos): el IVA en su adquisición, primera entrega realizada por el promotor; el ITPAJD (modalidad Transmisiones Patrimoniales Onerosas) cuando son comprados de segunda mano; el ISD que paga el beneficiario si el inmueble forma parte de una herencia o es objeto de donación (la posible ganancia generada en el IRPF para el donante aparte); la plusvalía municipal o IIVTNU, que paga el adquirente en una adquisición lucrativa de las gravadas en ISD; en caso de construcción de los mismos: diversas tasas y, sobre todo, el ICIO municipal (Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras).

En su tenencia, los principales impuestos que se aplican son: el IRPF tanto en caso de tenerlos a disposición de sus propietarios sin ser su vivienda habitual (imputación de rentas), como si son objeto de arrendamiento (rendimientos del capital inmobiliario o rendimientos de la actividad económica, según el caso); el IBI como gravamen anual municipal cuya base de tributación es el conocido valor catastral; y el IP que, mientras no desaparezca definitivamente, incluye en el patrimonio del contribuyente a los inmuebles que posea (con exención de la vivienda habitual, en general).

Finalmente, en su transmisión también son varios los impuestos que aparecen para gravarla. Destacan el IRPF (por la posible alteración patrimonial que la venta o donación genere), y la ya citada plusvalía municipal o IIVTNU que paga el transmitente en una compraventa y cuya determinación de la base imponible suscita controversia hasta el día de hoy.

El artículo presentado hace referencia a varios de estos impuestos y tributos, haciendo especial hincapié en la trascendencia que los mismos tienen sobre el precio final de los inmuebles.

Un saludo

Cristina Sarasa (Profesora del Máster en Asesoramiento Financiero y Seguros de la UPV)

Artículo: Estos son los impuestos que se pagan al comprar una casa nueva

Clip de prensa: Boletín semanal