Guía Técnica de la CNMV para la selección de intermediarios de las gestoras de IIC

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (en adelante, CNMV) ha elaborado la Guía Técnica 1/2020 que obliga a las sociedades gestoras de instituciones de inversión colectiva (IIC) a aplicar políticas de selección de intermediarios financieros más estrictas. Su objetivo, al igual que el de las conocidas directivas MiFID y MiFID II, es proteger al cliente que contrata productos financieros.

Claves de la Guía Técnica de la CNMV para las gestoras

La guía establece los criterios y procedimientos que deberán tener en cuenta para elegir a los intermediarios. Con ello, se pretende que las instituciones de inversión colectiva y los clientes obtengan el mejor resultado en sus carteras de inversión. Las gestoras deberán acreditar la manera en la que han evaluado la selección de los intermediarios que intervienen en la ejecución de las operaciones.

De igual forma, siempre que recurran a intermediarios que transmitan las órdenes a otros para ejecutarlas, también deberán asegurarse de que estos van a tomar decisiones en pro de obtener los mejores resultados posibles para el cliente que contrata el producto financiero.

La guía también regula la delegación de los procesos de selección de intermediarios a terceros por parte de las gestoras.

Por otra parte, será obligatorio que la gestora acuerde con cada intermediario las condiciones adecuadas según el instrumento, mercado u operativa con los que trabaje. Además, las entidades intermediarias siempre deberán seleccionarse en beneficio del cliente o institución de inversión colectiva, en ningún caso con el único propósito de simplificar las tareas de la gestora.

Especial atención a las entidades del mismo grupo de las gestoras

Todos los puntos de la guía cobran incluso más importancia cuando la sociedad gestora elija intermediarios que formen parte de su propio grupo o estén vinculados a ella. En tal caso, habrá de establecer un número mínimo de entidades a las que recurrirá para contratar sus operaciones.

Finalmente, cabe resaltar la necesidad de revisar periódicamente las políticas y procedimientos de selección de intermediarios empleadas a fin de adecuarlas al contexto del mercado en cada momento.

Regulaciones como la Guía Técnica 1/2020, recientemente publicada por la CNMV, son beneficiosas porque favorecen las buenas prácticas en los mercados financieros y animan a más personas a contratar productos de inversión.

Leave a Comment

Your email address will not be published.