Ibex 35

Como de todos es sabido, conforme mayor sea el número de acciones de diversas compañías que contenga una cartera o portafolio, tanto mayor será su diversificación, lo cual contribuirá a neutralizar el riesgo específico. Por el contrario, la diversificación no contribuye a evitar el riesgo sistemático. Las dos conclusiones anteriores son fácilmente intuibles. Respecto del caso español, nos cuestionamos aquí si nuestro Ibex-35 responde a una correcta diversificación.

ibex-35_

En primer lugar, las empresas Inditex, Santander, Telefónica, Iberdrola y BBVA representan casi un 55% de la capitalización bursátil total del índice Ibex (272.300 millones de euros sobre algo más de 500.000 millones de euros). Si comparamos este dato con la representación de las “blue chips” en los principales índices bursátiles internacionales encontramos lo siguiente. Comentemos primero el caso del principal índice alemán. Las compañías SAP, Siemens, Bayer, Basf y Daimler copan un 45% del Dax. En el caso italiano, el peso de Eni, Enel, Intesa Sanpaolo, Luxottica y Atlantia sobre el MIB es de un 44%, un peso que es todavía menor en el Cac 40. Las cinco empresas cotizadas más potentes del índice parisino (L’oreal, Sanofi, LVMH y BNP Paribas), representan un 34% sobre el total del índice. Si ponemos ahora nuestra mirada al otro lado el Atlántico, nos encontramos con un Dow Jones en el que la suma de Apple, Microsoft, Exxon, Johnson & Johnson y General Electric alcanza un 38% del índice.

En relación con la criticada descompensación del Ibex, hemos de mencionar en segundo lugar el gran protagonismo del sector bancario en el índice. Más concretamente, los bancos Santander, BBVA, Caixabank, Sabadell, Bankinter y Popular, acaparan más de un 30% del índice.

Con todo lo anterior, me decanto a abogar por construir un Ibex con cincuenta, y no con treinta y cinco activos, equitativamente repartidos entre los diversos sectores.

Un saludo

Mila Bravo (Profesora del Máster en Asesoramiento Financiero y Seguros de la UPV)

ArtículoNingún índice del mundo depende de tan pocas empresas como el Ibex

Clip de prensa: Boletín semanal