Menor pensión de jubilación, mayor planificación

Parece ser que últimamente la pensión de jubilación así como los medios para planificarla están siempre en los titulares de cualquier tipo de prensa y es que el tema da para eso y más.

Pension_jubilacion.

Suelo clasificar a la población en dos grandes grupos: aquellos que no se preocupan por su jubilación y los que no paran de hacerlo.

En el primer grupo entrarían aquellas personas que no planifican su jubilación excusándose en que no llegan a final de mes y lamentablemente cada vez este grupo es mayor, bien por la situación sostenida de crisis y las pocas expectativas de mejora, por las caras necesidades impuestas por la sociedad actual o por la pérdida de la cultura de ahorro. Solo hay que echar la vista atrás y ver cómo vivían nuestros padres o abuelos, aquellos que sí o sí gastaban tan solo una parte bastante discreta de lo que entraba semanal o mensualmente en casa y el resto lo metían “bajo el colchón” porque no sabían si la semana siguiente entraría dinero en casa o alguien se podría enfermo o habría una necesidad imperiosa que cubrir. Sin ánimo de generalizar ni ofender a aquellas familias que realmente lo están pasando mal, empezar a ahorrar para la jubilación es tan solo dedicar un euro diario a ello, menos de lo que cuesta un café pero con una gran significación, ahorro actual para gasto futuro cuando ya no tengamos posibilidad de trabajar porque no tengamos ni edad ni fuerzas para ello.

También dentro de este primer grupo ajeno a las preocupaciones por su jubilación, encontramos a aquellos que por sus ingentes recursos patrimoniales piensan que el tema de la planificación de la jubilación no va con ellos y es comprensible dado que acumulan riquezas que darían para varias vidas de los antes mencionados, pero atención a este colectivo porque los ciclos económicos, las malas inversiones y un estilo de vida basado en el derroche puede acabar con el patrimonio más sólido y cuantioso no debiendo luego lamentarse por no haber sido más previsores.

Y por último analizar el segundo grupo de población mencionado al principio, el que he identificado como que no para de preocuparse por su jubilación pero con un grave problema, todos se preocupan enormemente pero muy pocos de ellos se ocupan verdaderamente de ella.

Tal y como decía en párrafos anteriores para planificar la jubilación tan solo hay que concienciarse de la necesidad de ello y destinar una pequeña parte del ahorro actual a este fin, un euro diario es un buen principio y luego cada cual deberá estudiar sus necesidades futuras y aumentar la cantidad dedicada a este ahorro largoplacista pues como menciona el artículo que os enlazo más abajo, Funcas advierte que las pensiones serán un 35% más bajas que las actuales y es que existe el riesgo de que la pensión de jubilación vaya decreciendo en base al factor de sostenibilidad además de ir perdiendo poder adquisitivo al haberse desligado del IPC y aplicarse el índice de revalorización.

Otra cuestión es dónde colocar ese euro diario para que no pierda valor adquisitivo y además y si es posible que se multiplique para que durante la jubilación se vea el resultado del esfuerzo de ahorro realizado. No podemos olvidar que estamos hablando de proteger el ahorro y no de especular o invertir únicamente.

Al pensar en instrumentos de ahorro-inversión para la jubilación lo primero que nos viene a la mente son los Planes de Pensiones y también, nuevamente, los titulares que hacen referencia a que en España son muy caros y no tienen una buena gestión es decir, estamos pagando por una gestión poco brillante que no está consiguiendo las rentabilidades deseadas y me remito a otro de los artículos que os adjunto y que dice que sólo cuatro fondos de pensiones superan al Ibex entre 1998 y 2003, y sólo tres a los bonos. Los planes de pensiones son un tipo de producto muy específico con ventajas fiscales durante la etapa de aportaciones y con una normativa muy estricta que establece que los activos de los fondos de pensiones serán invertidos en interés de los partícipes y beneficiarios y estarán invertidos de acuerdo con criterios de seguridad, rentabilidad, diversificación, dispersión, liquidez, congruencia monetaria y de plazos adecuados a sus finalidades.

Ciertamente se puede criticar la gestión de los fondos de pensiones pero tampoco creo que sea apropiado compararlos con otros productos cuya finalidad es otra tan distinta. Como suelo decir a mis alumnos no solo existe en el mercado un único modelo de prenda contra el frío, es el usuario el que debe de decir cual se ajusta más a sus necesidades y gustos y debe de recibir toda la información necesaria por parte del asesor para que su decisión esté basada en información de calidad y no en argumentos comerciales poco éticos.

Si yo resido en el norte de España comparé para el invierno una prenda de lana u otro tejido que realmente me proteja del frío intenso, del color que me guste o que haga que me sienta más favorecida pero si residiera en el sur mis necesidades serían distintas y puede que hasta mis gustos y desde luego nada tendrían que ver con los de mi vecino pues yo seguramente no me pondría la horrible chaqueta verde pistacho de lino que lleva tan orgulloso y que seguro que un vendedor desalmado le dijo que le sentaba muy bien y que a pesar de que no abrigaba mucho era la última moda y no podría comprada en ningún otro lugar nada mejor, exclusivo y estiloso para ese invierno.

Toma conciencia de tus necesidades futuras durante la jubilación, empieza a ahorrar ya mismo y busca asesoramiento profesional y ético que te informe de las ventajas y desventajas de cada uno de la gran cantidad de productos existentes en el mercado; planes de pensiones, fondos de inversión, PIA´S, PPA´s, etc. etc. No te conformes con una cara chaqueta con la que no te sientes cómodo y que además no te favorece.

Un saludo

Marisa Vercher (Profesora del Módulo Planes y Fondos de Pensiones del Máster en Asesoramiento Financiero y Seguros de la UPV)

Artículo: Funcas advierte: las pensiones serán un 35% más bajas tras las últimas reformas

Artículo: Los fondos de pensiones, a examen: ¿Por qué no alcanzan la rentabilidad del Ibex y de los bonos?

Clip de prensa: Boletín semanal