Seguro a todo riesgo: La letra pequeña

Cuando compramos un vehículo nuevo (para estrenar), nuestra preocupación por preservarlo es tal que recurrimos habitualmente al aseguramiento del mismo a través de un seguro a todo riesgo con o sin franquicia. Así, sin pensarlo 2 veces. Pero, ¿hacemos lo correcto o deberíamos barajar otras opciones más económicas?

La decisión de contratar un seguro u otro es muy personal y responderá, en todo caso, a las necesidades de cada individuo. Ahora bien, si el vehículo adquirido es nuevo o de gran valor y está expuesto a un elevado nivel de riesgo prácticamente a diario, considero que el seguro a todo riesgo es la mejor opción. ¿Por qué?

Un seguro de automóvil básico se centra, principalmente, en la cobertura de daños producidos a terceros que es lo que debe incorporar cualquier seguro de este tipo por ley en España. De modo que los daños que se produzcan sobre nuestro propio vehículo o sobre nuestra persona suelen quedar excluidos de cobertura. Sin embargo, los seguros a todo riesgo, además de la responsabilidad civil obligatoria, abarcan otras coberturas más amplias. Normalmente: daños propios, daños personales al conductor, incendio, robo, rotura de cristales, defensa jurídica y asistencia en viaje.

A pesar de ello, y aunque parezca mentira, es importante saber que un seguro a todo riesgo no lo cubre todo como su nombre indica. Siniestros que se produzcan intencionadamente, golpes entre familiares, impactos por participar en carreras (legales o no), por conducir bajo los efectos del alcohol, accidentes donde intervengan conductores que no figuran en la póliza o vehículos que no han pasado la ITV, daños en el vehículo causados por catástrofes naturales… Todas estas situaciones, entre otras, suelen quedar fuera de cobertura.

En definitiva, es de vital importancia analizar con detenimiento las ofertas de seguro que te pongan encima de la mesa y leer siempre la letra pequeña con el fin de evitar sorpresas desagradables. Es una equivocación pensar que un seguro a todo riesgo nos protege frente a cualquier circunstancia.

Lidia Olmos (Profesora del Máster en Asesoramiento Financiero y Seguros de la UPV)

Artículo: La subida de ventas de coches dispara los seguros a todo riesgo

Clip de prensa: Boletín semanal