¿Qué es el dumping fiscal?

La deslocalización de las empresas se ha convertido en un verdadero problema para algunos países de la Unión Europea. El punto de atención está en el dumping fiscal debido a las ventajas que ofrecen naciones como HolandaLuxemburgo o Irlanda. Su objetivo es que las multinacionales se instalen en sus territorios y facturen allí por los ingresos generados en todos los mercados.

Las consecuencias del dumping fiscal en la Unión Europea

Está más que claro que las instituciones europeas han visto mermada su capacidad para recaudar impuestos en los últimos años. Por ese motivo, sus dirigentes han propuesto crear un nuevo modelo impositivo para la Unión Europea con el fin de reconstruir la economía.

Sobre la mesa se encuentran las tasas sobre plásticos no reutilizables, las emisiones de CO2 o medidas destinadas a los gigantes de internet. A respecto de este último punto, la creación de un impuesto especial para las multinacionales de internet obligaría a contribuir con el erario público.

La política fiscal de Irlanda ha atraído a compañías como Google o Apple para instalar filiales en Dublín. Desde allí facturan sumas importantes que se generan en otros mercados como el español. Esta tendencia, con fines de evasión de impuestos, se ha agravado. La causa es que la carga impositiva irlandesa es del 12,5 %, por el 25 % español.

Los expertos en la materia defienden que las compañías deberían escoger el país en el que la carga tributaria sea menor, al ser algo totalmente legal. Actualmente, y con motivo de la crisis derivada por el coronavirus, se ha vuelto a abrir el debate sobre esta supuesta injusticia fiscal que generan los impuestos a las grandes empresas.

En resumen, el dumping fiscal o competencia desleal está en la agenda de la próxima reunión del G20 prevista para este mes de Noviembre. Las principales economías propondrán las bases para la reforma del sistema tributario a nivel mundial.

Leave a Comment

Your email address will not be published.