TODO SOBRE LOS DIVIDENDOS Y CÓMO SE REPARTEN

Los dividendos son el reparto a los accionistas de los beneficios de una empresa al final de cada ejercicio. Estos deben cumplir una serie de requisitos regulados por ley y ser aprobados en la junta general de accionistas.

Los tipos de dividendos y su reparto

Para entender mejor qué son los dividendos es positivo distinguir entre los distintos tipos que hay y cómo se reparten.

Tipos de dividendos

Se diferencian entre sí por la forma en la que se cobran y el origen de los beneficios:

  • Dividendo ordinario: se distribuye al final de cada ejercicio entre los accionistas de manera proporcional a la participación que tengan en la empresa.
  • Dividendo a cuenta: representa un anticipo de la cantidad a cobrar a final del ejercicio y se produce cuando hay buenas previsiones de resultados y se decide adelantar el pago de una parte.
  • Dividendo complementario: es la cantidad pendiente de pagar los dividendos a cuenta y se liquida al final del ejercicio económico.
  • Dividendo extraordinario: es el reparto de beneficios que no provienen de la actividad principal de la empresa, como la venta de terrenos con plusvalía o de participaciones en otras sociedades con beneficios.

Cómo funciona el reparto de dividendos

Para poder proceder al reparto de dividendos, este tiene que acordarse en una junta de accionistas. En ella se decidirá qué parte del dinero ganado se va a destinar a reservas, qué se va a reinvertir y cuál es el pay out dedicado al pago de accionistas.

Una vez acordado y aprobado, se podrá realizar el desembolso en metálico, en  acciones o en srip dividend, que consiste en dar la opción de cobrar en acciones, con un valor de mercado mayor y que podrán ser vendidas o en dinero efectivo.

En resumen, los dividendos se pueden ver como los intereses de una inversión, ya que suponen repartos periódicos de los beneficios de una empresa.

Leave a Comment

Your email address will not be published.