¿Cómo ha afectado la crisis del coronavirus al IPC en España?

El IPC se ha visto afectado por el coronavirus. No es raro que diversos indicadores manifiesten el impacto del virus en la economía, incluso llegando a batir récords en diferentes aspectos. En esta entrada se analiza su impacto en el índice de precios del consumidor.

El coronavirus también afecta a la economía

La Organización Mundial de la Salud catalogó como pandemia a la COVID-19 en marzo y en estos meses se ha expandido por todo el planeta. Los efectos van más allá de la salud, como se ve en el índice de precios del consumidor en España. Para el mes de abril se colocó en una caída de -0,7 % en su tasa interanual, aunque en ese mes aumentara en un 0,3 %. Sin embargo, en mayo la tasa ha sufrido un desplome del -1 %.

Esta situación es consecuencia directa de la declaración del estado de alarma y la consiguiente cuarentena de la población. Así, se ha podido constatar el aumento de los precios de algunos productos, los cuales están relacionados con la alimentación, ya que el confinamiento ha supuesto una dura prueba para muchos españoles. Dentro de este grupo de productos, los alimentos frescos fueron los que más se encarecieron como consecuencia de una fuerte demanda.

En concreto, legumbres y hortalizas frescas se encarecieron un 10,4 %, la subida más acusada dentro de este grupo. Por otro lado, se produjo un abaratamiento de gasóleo para calefacción y, curiosamente, de la electricidad. Estas variaciones permiten ver las preferencias alimenticias de la población y cómo se actuó de forma comedida en el consumo de diferentes fuentes de energía.

En definitiva, el IPC ha sufrido una caída récord durante el confinamiento ante la expansión de la COVID-19. No obstante, el precio de algunos alimentos ha subido, pero no ha logrado compensar el desplome generalizado de este indicador.

Leave a Comment

Your email address will not be published.