(+34) 966 528 520 | asesorfinanciero@upv.es

El autónomo trabajando desde casa: ¿deducción de los gastos de suministros?

La proliferación de trabajadores autónomos trabajando desde casa en los últimos tiempos, ha llevado a muchos de ellos a pensar en la desgravación de los gastos de suministros de la vivienda, sobre todo tras las novedades fiscales del 2017. La consulta vinculante V3461-20, de 30 de noviembre de 2020, de la Dirección General de Tributos (DGT) ha supuesto cierta decepción, al menos para una parte de este colectivo.

 Efectivamente, la Ley 6/2017 de Reformas Urgentes del Trabajador Autónomo tuvo una importante y feliz novedad del IRPF para los autónomos pues les permitió deducir los gastos de suministros (luz, agua, teléfono, internet y gas) de la vivienda habitual en el porcentaje resultante de aplicar el 30 por ciento a la proporción existente entre los metros cuadrados de la vivienda destinados a la actividad respecto a su superficie total, salvo que se pruebe un porcentaje superior o inferior, pero siempre que el autónomo afecte parcialmente su vivienda habitual.

La Agencia Tributaria pone el ejemplo de vivienda de 100 m², con 40 m² afecta a la actividad profesional y gastos de suministros al año de 5.000 €. Puede deducir el 30% de 40% (proporción de la vivienda: 40 m²/100 m²= 40%), es decir un 12%. Por tanto, deduce 600 € (5.000 € x 12%).

Sin embargo, la situación de epidemia covid-19 ha provocado que muchos autónomos, con despacho o local donde ejercían su actividad, tuvieran que trabajar en su vivienda habitual en los últimos tiempos de manera excepcional, lo que les ha hecho plantearse la posible desgravación mencionada; tampoco descartemos que estos autónomos piensen en la vivienda habitual como lugar de trabajo en un futuro.

En este sentido, la DGT, en respuesta a la consulta mencionada, rechaza esta posibilidad porque dicha vivienda habitual no está parcialmente afecta a la actividad profesional, considerando que esa situación de trabajo en su casa era ocasional y excepcional.

Por tanto, sin entrar a valorar esta interpretación de la DGT, de cara al mañana es importante que el autónomo consulte  siempre a su asesor financiero y, si se plantea seguir trabajando en su vivienda habitual, será necesario que afecte parte de la misma a su actividad profesional si queremos deducir el 30% de estos gastos. Para ello, algo tan fácil como comunicarlo a la Agencia Tributaria mediante los modelos oficiales.

 

 

Miguel Lafita
Profesor del Máster en Asesoramiento Financiero de la UPV

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies