Recertificación MiFID

Toda persona que informa o asesora sobre servicios de inversión a clientes o potenciales clientes, funciones típicas del asesor financiero, tiene que poseer conocimientos específicos. Esta formación debe acreditarse y, además, dicha acreditación tiene que realizarse en diversas fases de la vida profesional del asesor. Efectivamente, para obtener la acreditación o certificación de nuestros conocimientos tenemos, en primer lugar, que demostrar que son los adecuados; posteriormente, es necesario también mantener actualizada nuestra formación cada año; debemos, por tanto, conseguir la recertificación. En las próximas entradas del blog, intentaremos profundizar en el tema de la recertificación, pero, sobre todo, vamos a dar respuestas a cuestiones claves: ¿Dónde y cómo debo mantener actualizada mi formación?

En el año 2004, la Unión Europea se preocupó de la formación de los asesores financieros, obligando a los países miembros a que garanticen que las empresas que ofrecen servicios de inversión (bancos, sociedades de valores, asesores financieros, etc.) aseguren que el personal y los agentes que presten asesoramiento o proporcionen información sobre productos financieros, tengan los conocimientos y competencias adecuados.

Diez años después, insiste la Unión Europea en que es totalmente necesario que las personas que informan o asesoran comprendan las características de los instrumentos financieros que ofrecen o recomiendan a los clientes.

Consecuencia de todas estas instrucciones de Europa (normativas Mifid), en España es la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) la que se ha encargado de establecer los criterios que certifican y recertifican los conocimientos adecuados, todo ello con la finalidad de que los clientes comprendan los riesgos de los productos financieros en los que invierten; parece lógico, en consecuencia, que aquella persona que informa o asesora, es decir, el asesor financiero,  entienda estos productos y sepa explicarlos a los inversores.

En los próximos artículos, analizaremos con detalle estos criterios; en otros términos, vamos a aprender cómo obtener nuestra formación, pero sobre todo como la mantengo actualizada y activa, porque debemos tener presente que  toda persona que esté certificada para informar o asesorar  en materia de inversión tiene que  recertificarse cada año a través de una formación de actualización mínima.

 

Miguel Lafita
Profesor del Máster en Asesoramiento Financiero de la UPV

 

Este post es la primera parte de una serie de entradas sobre el mismo tema, en el que vamos profundizando sobre la recertificación MiFID.

 

 

 

 

 

Formación acreditada por la CNMV y EFPA
Asesor Financiero (MiFID II)
Agente Financiero (MiFID II)
Asistente Financiero (MiFID II)

Formación Acreditada por el Banco de España
Asesor Financiero en Crédito Hipotecario (LCCI)
Informador Financiero en Crédito Hipotecario (LCCI)

Actualización de Conocimientos
Actualización de Conocimientos en Asesoría Financiera (MiFID II)
Actualización de Conocimientos en Crédito Inmobiliario (LCCI)

Leave a Comment

Your email address will not be published.