¿ES EL MOMENTO DE INVERTIR EN RENTA FIJA?

La renta fija no es uno de los territorios favoritos de los inversores. Sin embargo, el pasado mes de noviembre este tipo de fondos de inversión cerró con una histórica remontada del 4,91 %, que permitió recuperar las pérdidas del primer trimestre. No obstante, muchos se quedaron fuera, ya que cada vez menos confían debido a su escasa rentabilidad.

La renta fija no parece una de las inversiones rentables

La inflación es uno de los indicadores que afecta a cualquier tipo de inversión. Sin embargo, la renta fija es una de las que más se ve afectadas. Uno de los grandes errores de los inversores es analizar este tipo de fondo a partir de la rentabilidad nominal. Por ejemplo, si alguien ingresa capital en un fondo de inversión al 4 % fijo a un año tiende a pensar que al cabo de 365 días será un 4 % más rico.

Pero esa percepción es totalmente errónea y aquí es donde entra en juego la inflación. Debe restarse a la rentabilidad nominal. En los últimos tiempos, la alta inflación ha provocado que no fuera una opción muy bien vista para invertir.

No obstante, todo cambia con la crisis del coronavirus. Se están dando muchos condicionantes como el alto desempleo y la disminución del consumo, por lo que parece que la inflación tardará en volver a subir.

Aprovecharlo como valor refugio

Por esta razón, este tipo de inversión se está posicionando como uno de los mejores valores refugio. En momentos de incertidumbre financiera, los profesionales prefieren ganar menos dinero pero tener su capital a salvo.

Esto es lo que se consigue con la renta fija. Por ello, la situación económica internacional la posiciona como una buena alternativa a corto y medio plazo dado que la inflación se mantendrá baja. Además, se puede convertir rápidamente en líquido y su demanda está asegurada a largo plazo.

Leave a Comment

Your email address will not be published.