¿Qué necesito para ser asesor financiero? Parte 4

Repasamos en anteriores entradas, los requisitos que deben cumplirse para trabajar como asesor financiero por cuenta propia, creando una Empresa de Asesoramiento Financiero (EAF). Igual de fundamental que conocer estas condiciones, es saber, dada la consideración de este tipo de entidades como empresas de servicios de inversión (ESI), las funciones principales que podemos desempeñar como asesor financiero una vez constituida la EAF, así como entender las actividades que no estamos autorizados a ejercitar y comprender los servicios auxiliares que nos permite realizar la normativa, especialmente reflejada en la Ley del Mercado de Valores.

La inclusión de las empresas de asesoramiento financiero dentro de la categoría de empresas de servicios de inversión, al menos hasta el día de hoy, delimita las funciones que puede realizar una EAF, pues la normativa posibilita más actividades para aquellas ESI que tienen mayores requisitos de solvencia.

Es llamativo cómo la normativa define la EAF como empresa de servicios de inversión que está únicamente autorizada a prestar asesoramiento en materia de inversión. Recordemos que hay otras ESI que pueden prestar el servicio de asesoramiento de inversión, como las sociedades y agencias de valores (SV y AV) y las sociedades gestoras de cartera (SGC); además, podrán prestarlo las sociedades gestoras de instituciones de inversión colectiva (SGIIC) y las entidades de crédito. Lógicamente, todas estas sociedades igualmente deben estar autorizadas para ello.

También la normativa recuerda que asesorar en materia de inversión es hacer una recomendación personalizada, a petición del cliente o a iniciativa del asesor, con respecto a una o más operaciones referentes a instrumentos financieros; no es asesorar, por tanto, las recomendaciones “genéricas” que se llevan a cabo en el contexto de comercialización de dichos instrumentos o las recomendaciones que se realizan a través de los canales dirigido al público en general (televisión, prensa, etc.).

Mención especial, sobre todo por cuestiones de responsabilidad, es tener claro la prohibición para una EAF de tener fondos o valores de clientes y, por consiguiente, su actividad no queda cubierta por el fondo de garantía de inversiones; la prohibición de prestar el servicio de recepción, transmisión y ejecución de órdenes de los clientes es asimismo necesaria tenerla en cuenta a efectos operativos.

Por el contrario, es importante valorar que las EAF pueden también realizar dos actividades auxiliares, como son el asesoramiento sobre estructuras de capital, estrategia industrial, o fusiones y adquisiciones de empresas, así como la confección de informes y análisis financieros, lo que abre una vía de trabajo quizás desconocida por algunos asesores financieros.

 

Miguel Lafita
Profesor del Máster en Asesoramiento Financiero de la UPV

 

Este post es la cuarta parte de una serie de entradas sobre el mismo tema, en el que vamos profundizando sobre la forma de acceder al estatus profesional de asesor financiero.

Entra aquí para ver la primera parte.
Entra aquí para ver la segunda parte.
Entra aquí para ver la tercera parte.
Webinar Cómo trabajar de Asesor Financiero.

 

 

Formación acreditada por la CNMV y EFPA
Asesor Financiero (MiFID II)
Agente Financiero (MiFID II)
Asistente Financiero (MiFID II)

Formación Acreditada por el Banco de España
Asesor Financiero en Crédito Hipotecario (LCCI)
Informador Financiero en Crédito Hipotecario (LCCI)

Actualización de Conocimientos
Actualización de Conocimientos en Asesoría Financiera (MiFID II)
Actualización de Conocimientos en Crédito Inmobiliario  (LCCI)

Leave a Comment

Your email address will not be published.