¿Qué necesito para ser Asesor Financiero?

En los últimos tiempos, personas procedentes del sector bancario, así como jóvenes ávidos de las oportunidades que ofrece el cambiante mercado financiero, se plantean trabajar como asesor financiero por cuenta propia. El camino para alcanzar este objetivo requiere cumplir requisitos documentales, financieros y de formación, entre los que destacan, entre otros, la autorización de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), aportar un capital o un seguro de responsabilidad, y tener conocimientos certificados.

Ha sido tradicional en nuestro país desarrollar funciones de asesor como empleado de una entidad financiera, normalmente en banca personal y privada, estando sujeto este personal a requisitos de experiencia y formación; sin embargo, en los últimos tiempos es frecuente detectar profesionales que desean realizar este asesoramiento por su cuenta, bien a nombre individual o bien constituyendo su propia sociedad; para ello, tenemos que crear una Empresa de Asesoramiento Financiero, la llamada EAF.

Las EAF, que pueden ser personas físicas o personas jurídicas, son empresas de inversión que prestan, de manera principal, servicios de asesoramiento en este sector. En próximas publicaciones, ahondaremos en las funciones del asesor, las diversas formas de las EAF, y las diferencias con otras empresas de inversión, como las Agencias y Sociedades de Valores.

Para poder constituir una EAF, debemos tener en cuenta los requisitos regulados en la normativa europea y nacional. Se requiere la autorización de la CNMV y la inscripción de la EAF en el registro que dicha institución tiene al efecto. Para ello, lógicamente, hay que entregar diversa documentación, entre la que resalta la información sobre la experiencia y honorabilidad de los socios o del empresario individual.

Hay también unos requisitos financieros, debiendo las personas físicas aportar un seguro de responsabilidad profesional, con unas coberturas mínimas que permita hacer frente a la responsabilidad en toda la Unión Europea; las personas jurídicas, por su parte, pueden optar entre el seguro mencionado o tener un capital inicial de 50.000 euros, o una combinación de ambas.  Hay en proyecto llegar a exigir un capital de 75.000 euros, incluso para las personas físicas.

Básico, igualmente, es que el empresario individual, o el personal de la sociedad, que preste asesoramiento en materia de inversión, tenga conocimientos y competencias acreditados, siendo necesario realizar evaluaciones periódicas de éstos.

La CNMV publica un listado de entidades autorizadas para acreditar estos conocimientos y su evaluación periódica en relación con los servicios de asesoramiento, entre las que sobresale la Universitat Politècnica de València (UPV), una de las primeras entidades autorizadas por la CNMV para certificar esta formación.

 

Miguel Lafita
Profesor del Máster en Asesoramiento Financiero de la UPV

 

Este post es el primero, de una serie de entradas sobre el mismo tema, en el que vamos profundizando sobre la forma de acceder al estatus profesional de asesor financiero.

Entra aquí para ver la segunda parte. 

 

 

 

 

Formación acreditada por la CNMV y EFPA
Asesor Financiero (MiFID II)
Agente Financiero (MiFID II)
Asistente Financiero (MiFID II)

Formación Acreditada por el Banco de España
Asesor Financiero en Crédito Hipotecario (LCCI)
Informador Financiero en Crédito Hipotecario (LCCI)

Actualización de Conocimientos
Actualización de Conocimientos en Asesoría Financiera (MiFID II)
Actualización de Conocimientos en Crédito Inmobiliario  (LCCI)

 

Leave a Comment

Your email address will not be published.