(+34) 966 528 520 | asesorfinanciero@upv.es

El compliance financiero, garantía legal al servicio de las empresas del sector de las finanzas

El cumplimiento normativo o compliance en empresas tiene su origen en el sector financiero de los Estados Unidos. Durante los años 70 y 80, tras sucesivos escándalos de corrupción financiera se dictó en 1977 la FCPA (Foreign Corrupt Practices Act), que incorporó controles para evitar que las empresas estadounidenses influyeran en funcionarios o autoridades extranjeras mediante sobornos para conseguir contratos. 

Esta normativa acarreó una pérdida de competitividad de las empresas de Estados Unidos por lo que su gobierno presionó para que el resto de economías occidentales implantaran medidas igual de rigurosas para combatir la corrupción en los negocios internacionales.

Así, en 1997, se firma en el ámbito de la OCDE el Convenio de lucha contra la corrupción de agentes públicos extranjeros en las transacciones económicas internacionales. Este convenio ha sido suscrito por 41 países, entre los que se encuentran Estados Unidos, España, los países de la UE y Rusia, entre otros.

En nuestro país, la reforma del Código Penal que realizó la Ley Orgánica 5/2010 introdujo por primera vez la responsabilidad penal de las personas jurídicas privadas; posteriormente, en 2015, una nueva reforma del Código Penal estableció los requisitos que deben reunir los planes de compliance para permitir que la empresa quede exonerada de responsabilidad penal.

A raíz de la inclusión de esta responsabilidad penal, las organizaciones empezaron a desarrollar normas internas para garantizar el cumplimiento normativo a nivel penal, laboral o financiero. Últimamente el concepto de compliance ha ido extendiendo su área de influencia y ahora ya se habla de un compliance medioambiental.

El compliance financiero es la extensión del cumplimiento normativo a las empresas del sector de las finanzas, empresas que sufren importantes riesgos por la gravedad de las posibles infracciones que pueden poner en peligro la competencia y la estabilidad del mercado; además, hay que tener en cuenta que se trabaja con un profuso marco regulatorio muy exigente y cambiante.

Se trata de prevenir delitos como el blanqueo de capitales u otras actividades criminales. También busca eliminar los abusos de poder en el mercado como puede ser la utilización de información privilegiada.

El año pasado se publicó la norma ISO 37301 «Sistema de gestión de Compliance». Esta norma, que sustituye a la ISO 19600:2015, está orientada a sistemas de cumplimiento normativo, y permite a las organizaciones reforzar el buen gobierno, el control interno y la transparencia.

Por tanto, para cualquier asesor financiero que nuestra empresa o institución financiera disponga de un buen sistema de gestión de compliance es muy importante para saber que desempeñamos nuestro trabajo con sujeción a la regulación sectorial y a los códigos de conducta y normas internas.

 

 

 

Formación acreditada por la CNMV y EFPA
Asesor Financiero (MiFID II)
Agente Financiero (MiFID II)
Asistente Financiero (MiFID II)

Formación Acreditada por el Banco de España
Asesor Financiero en Crédito Hipotecario (LCCI)
Informador Financiero en Crédito Hipotecario (LCCI)

Actualización de Conocimientos
Actualización de Conocimientos en Asesoría Financiera (MiFID II)
Actualización de Conocimientos en Crédito Inmobiliario (LCCI)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies